Infiltración

Consiste en la inyección de medicamentos (corticoides, antibióticos, bleomicina…) directamente en la piel para el tratamiento de determinadas lesiones o enfermedades como la alopecia areata, abscesos, cicatrices e incluso verrugas. Con este método conseguimos que el fármaco llegue directamente donde lo precisamos.

La técnica debe de ser realizada por un experto ante la posibilidad de producirse efectos secundarios como la atrofia tisular en el lugar de inyección en las infiltraciones de corticoides.

Esta técnica también es utilizada en el ámbito de la Dermatología estética inyectando sustancias de relleno que eliminan o reducen la profundidad de las arrugas, dándole a la piel un aspecto más joven (ver Relleno de ácido hialurónico/ver Mesoterapia).

Contacto